Che, loco… cómo me colgué!!!

Bueno, que vuelvan las recetas me dijeron por ahí, así que let’s get to it. Hoy les quiero contar sobre el ingrediente que me salvó la vida: los dátiles. Wikipedia dice que los dátiles son muy nutritivos por su alto contenido en hierro, potasio y fósforo, vitaminas: A, tiamina, riboflavina, niacina, triptófano y ácido ascórbico. Y yo le creo a Wikipedia. Entonces, nada, acá les pongo una foto para el que no sepa de qué hablo:

20080119163057-dat-1Bien. Además de ser súper nutritivos, los dátiles son la solución para cocinar cosas del estilo masitas, budines, tortas y esos antojitos “engordantes” pero de una forma baja en grasas y sin usar nada de origen animal. Esta frutita me salvó las papas (o las batatas, mejor, porque es un blog sobre macrobiótica) ya que me unificó los ingredientes, cosa que antes solo podía lograr con huevos o esa pastita de harina arroz que demora una eternidad de horno en tomar consistencia, vio?
Eso nomás. Ahora vamos a comer…

¡GATITOS DE ZANAHORIA!

Ingredientes:

  • 150 gr de dátiles (disponibles en todas las dietéticas del país)
  • 3 ó 4 zanahorias  ralladas bien finito (disponibles en todas las verdulerías del país)
  • 1/2 taza de harina de arroz  (disponible en todas las dietéticas del país… la taza la pueden comprar en un bazar)
  • cúrcuma y canela (disponibles en dietéticas o en el supermercado amigo)
  • opcional y para una versión no muy “fat free”: un puñado de nueces picaditas!

y el azúcar??? no hace falta porque los dátiles son espantosamente dulces… huevo??? manteca??? leche??? en este blog no fomentamos el consumo de productos de origen animal. Deal with it!!!

images

Procedimiento:

  • Sacales el carozo a los dátiles. Es fácil: los apretás de una puntita y los partís en dos mitades así de una, con los dedos.
  • Meté los dátiles, la zanahoria rallada y las nueces picadas (opcional) en un recipiente y dale masa a todo con la minipimer (qué buen invento, no?)
  • Te va a quedar una pasta naranja oscuro. La ponés en un bowl y le echás una cucharadita de cúrcuma, otra de canela y la 1/2 taza de harina de arroz. Amasá.
  • Tirá la preparación sobre la mesada un poco enharinada así no se te pegotea todo (sigamos usando harina de arroz que es livianita) y aplastá la masa así nomás con las manos; no hace falta el palo de amasar, me parece.
  • Agarrá tu molde favorito, preferentemente con forma de gatitos porque sino me cagás el nombre de la receta. Además, la vida con gatitos es más dulce. ^.^ Colocá las masitas en una asadera con un poquitín de aceite y dales 10 minutitos de cada lado con el horno bajo.

Se van al carajo de ricas y saludables, gente, así salen:

DSC_0859

 

Anímense a probarlas!! Ueeeeeeeee!
Comenten y compartan en sus redes sociales favoritas 🙂

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s