Hard candy

Notarán que estoy publicando muchas recetas dulces. Pero ya van a volver los salados, como una ensalada muy loca que hice con esta maravillosa verdura que se llama achicoria roja (o radicchio) y que es totalmente nueva para mí:

radicchio

También prometo recetas de pastas caseras de #flaquitus que se están perfeccionando para ser más saludables y con la menor cantidad de refinados posible.

Pero volvamos a lo dulce. El problema de la macrobé es que si sos como la Chechu y vivís en un lugar como Nueva Córdoba, o si sos como yo y vivís en pleno centro de Mar del Plata, o si vivís en cualquier otra ciudad de este país, tenés una panadería en cada cuadra. En todas las cuadras. Una panadería. Abren desde muy temprano hasta muy tarde. Y pasás al lado y sale ese olor a criollos de hojaldre con toneladas de manteca. (NOTA: En Mar del Plata los criollos se llaman “libritos”, pero no e’ precisamente lo mismo). Acá acostumbran armar vidrieras con facturas y tortas de todos los tamaños, colores y variedades de grasa animal que existen. Los panaderos están altamente capacitados para generarnos ese antojo que nos puede arruinar la vida. (“La vida” considerada como “las caderas”, por ejemplo, se entiende). Entonces, con tanto dulce en display, hay que tomar medidas drásticas. Por eso logré ingeniármelas para calmar esos malditos antojos y traer cosas dulces y ricas a un hogar que procura ser macrobiótico-veganoide. Acá les presento mis

Cookies de avena y ciruela!!

Ingredientes

  • 1 ½ taza de avena
  • ½ taza de leche de soja (o cualquier leche de origen vegetal)
  • 2 bananas (que estén como para hacer licuado, no?)
  • 2 cdas de café de algarroba (o cacao! bueno!)
  • Chorritín de esencia de vainilla
  • Ciruelas presidente (algunitas)
  • Almendras (algunitas)

Procedimiento

Muy fácilmente, vamos integrando los ingredientes en este orden:

  1. Las bananas pisadas + ½ taza de leche de origen vegetal (que quede una pastita homogénea… pueden ayudarse con la minipimer si las bananas están muy duras)
  2. Las 2 cdas de algarroba o cacao y la esencia de vainilla
  3. La señora avena y las ciruelas cortadas en trocitos bien peques

Mezclamos súperbien y armamos bolitas que vamos a ir aplastando sobre la asadera cubierta con papel manteca o con un cachito de aceite. Colocamos una simpática almendra en el centro. Horneamos 20-25 minutos y listo! Dejamos enfriar unos 10 min y las devoramos con unos ricos mates (aunque té bancha sería lo ideal, pero acá no lo consigo!!!) Miren qué belleza; así salen:

DSC_0921

En lugar de ciruelas presidente, que yo usé porque a Bebop le gusta ese sabor ácido muy copado que tienen, se pueden usar otras variedades más dulces. También pueden probar con pasitas, trocitos de dátiles o chips de chocolate. Oh por dios! Muy rico todo! ¿Hay algo más lindo que estas cookies? Seeeee… Bebop jugando con gatitos!!!

DSC_0936 DSC_0934

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s