Ideas del otro lado del mundo

¿Les conté qué pasó con el Ilu? ¿Se acuerdan del Ilu a.k.a Avinash? Fue mi “hermano adoptivo” en Australia. Si no lo recuerdan (o no lo conocen), lean un poquito por acá. Resulta que le va re bien con eso de juntar grupetes de gente para hablarles. Sí, se dedica a eso. A hablarle a la gente de cosas obvias como por ejemplo: “para ser verdaderamente feliz, no deberían aferrarse a las cosas materiales” o “es importante ayudar a los demás para recibir amor y paz en la vida” o “los gatitos son lo más”. (Nah, ese último es de mi autoría).
El tipo se fue meditar a una granja perdida en el culo del mundo, en un paraíso fiscal donde la pobreza prácticamente no existe y la gente tiene que laburar mucho y por eso se estresa. Y cuando la gente se estresa, los podés reunir, hablarles cosas lindas disfrazadas del “conocimiento verdadero al que nadie tiene acceso” y pedirles alguna “colaboración” que viene a ser tu ingreso. No cobra fortuna, para nada. Lo importante es juntarte o casarte con una australiana que tenga dinero porque sí se rompe el lomo. Qué bien que la hace. ¿Cuándo voy a aprender?

Bueno, cuestión que la australiana copada con quien se juntó -y la que le compró la granja para meditar- es mi “hermana adoptiva” Linda. Un domingo por la mañana (que para mí fue sábado por la magia de los husos horarios), Linda publicó en su muro una foto de un postre rarísimo y puso algo así como “Today we’re having choc-banana chia pudding for breakfast”. No hay que saber mucho inglés para darnos cuenta de que es algo rico y sano. Así que le pedí la receta. Acá va. Cuidado que viene cargada de paz y luz y van a salir haciendo la Vrschikasana.

PUDDING DE CHOCOLATE, BANANA Y SEMILLAS DE CHÍA

Ingredientes (para dos)

  • 1/2 vaso de leche de soja
  • 6 cdas de semillas de chia
  • 1 cda de miel o azúcar negro o stevia
  • 1 cda de cacao
  • 1 banana

Procedimiento

Hagámoslo a la noche, así lo desayunamos por la mañana como Linda y el Ilu.
En el 1/2 vaso de leche de soja, echamos 4 cdas de semillas de chia, el cacao y la miel o el azúcar. ¡Mezclar bien!
En un bowl o platito hondo, pisamos la banana con un tenedor (que esté madurita, pa que no cueste) y le echamos 2 cdas de semillas de chía. Conviene echarle un poquito de jugo de limón para que no se ponga muy oscura, solo una cucharadita. ¡Mezclar bien!

Dejamos todo en la heladera y cuando nos despertemos, vamos a tener dos “cremitas”, ya que la semilla de chía hidratada se hace medio gelatinosa.

En un vaso, colocamos capas de cada “cremita” y listo! Para el desayuno o como postrecito súper light! ¡Ilumínense, loco! Así sale…

asisale

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s