Día de la patria vegano y otras paradojas

Holitas de nuevo. No puedo andar con muchos preámbulos porque la receta es larga y mucho muy compleja. Es más, nos va a llevar dos días hacerla y no voy a incluir las “otras paradojas” porque se van a cansar de leer. Tomen nota.

LOCRO VEGANO!! DE NO CREER!!

Día I. Etapa I: La búsqueda de ingredientes

¿Vamos de compras? Tenemos que conseguir estos ingredientes:

  • Medio coreanito. Que no es un orientalito que vende ropa en la Ituzaingó de Nueva Córdoba. Yo le digo coreanito al calabacín o zapallo anco.
  • Un coliflor chico o la mitad de uno grande
  • Un puerro
  • Un caldito de verduras
  • Porotos grandotes y blancos que no me acuerdo cómo se llaman (unos 200 g)
  • Maíz pisado  blanco (unos 200 g) àse consigue en el súper!
  • ½ kilo de harina de trigo normal, para hacer seitán
  • Ajo – 2 dientes
  • Ají fresco (el de la mala palabra) – Usé 4 en total… porque soy picosa!!!
  • Salsa de soja (vamos a usar un chorro generoso)
  • Jengibre  molido (una cucharadota) o fresco (un pedacito generoso, picado)
  • Romero de la huerta
  • Tofu para hacer albondiguitas de tofu (100 g)
  • Una cebolla
  • 2 cucharadas de harina de trigo integral
  • Perejil fresco
  • Mucho aceite para freír
  • Otros condimentos que usé: paprika, comino y sal marina

Día I. Etapa II: Seitán

Bueno, en el primer día vamos a preparar el seitán y las albondiguitas de tofu que vendrían a ser el “cerdo” de nuestro locro vegano, macrobiótico, vegetariano, hippie o antipatria (porque vivimos en un país carnívoro). Para hacer el seitán, a mi me convenció el siguiente procedimiento:

  1. Amasamos la harina solo con agua. Le vamos echando agua MUY de a poquito hasta que tengamos una masa compacta y que no se pegue mucho a los dedos.
  2. Dejamos el bollo de masa cubierto de agua en un recipiente durante 45’.
  3. Pasado ese tiempo, lavamos el bollo de masa. Sí, lo lavamos. Le vamos echando agua nueva que, al principio, va a salir toda blanca porque desprende el almidón.
  4. Después de varias lavadas, el agua va a salir más transparente y el masacote se va a poner más oscuro. Ahí es cuando nos queda el gluten o proteína de trigo.
  5. En una olla grande ponemos abundante agua al fuego fuerte con dos dientes de ajo y dos ajíes picaditos. Echamos un buen chorro de salsa de soja, una cucharadota de jengibre y una ramita de romero. Mezclamos bien y, cuando rompa el hervor, echamos el masacote de proteína de trigo. En realidad, yo lo dividí en seis pedazos, así que es a gusto: metés la masa entera o trozada en dos o más pedazos. Cuando metemos la masa, bajamos el fuego y dejamos cocinar por 30 min con la olla tapada.

No me lo van a querer creer, pero esto parece carne y tiene un sabor espectacular. Así sale:


seitán

Día I. Etapa III: Albóndigas de tofu

Esta receta es mucho más sencilla, pero viene con fritanga. Así que abrí las ventanas y dejá los sahumerios a mano para perfumar después de cocinar. En la jarra de la minipimer, metemos estos ingredientes: los 100 g de tofu desmenuzados, una cebolla picada, bastante perejil picado, 1 cda de paprika y un touch de sal marina. Esto se procesa y después se mezcla con un par de cucharadas de harina de trigo integral para armar albóndigas chiquitas, tamaño bocado. Metemos las bolitas de tofu en aceite hirviendo ¡y listo! Así salen:

albondigas

Día I. Etapa IV: A poner cosillas en remojo y a dormir!

Esta etapa es fácil. Buscamos dos recipientes. En uno ponemos los porotos en remojo; en el otro, el maíz pisado. Que queden bien sumergidos así los podemos cocinar al día siguiente. ¡Buenas noches!

DSC_1091

Día II. Etapa I: Cocinemos por fin ese bendito locro

  1. Primero sacamos los porotos y el maíz pisado del agua de remojo. Los dejamos cocinar en una cacerola tapada con abundante agua por 1 horita (a partir del hervor). Mientras eso demora una eternidad en cocinarse, hacemos lo demás.
  2. Buscamos dos ajíes frescos y el puerro y los picamos muuuuy finito o los procesamos. (NOTA: Si no te copa el ají porque te hace picar hasta el apellido, podés omitirlo y poner el ají molido en la mesa para que cada uno se eche picante a gusto). Rehogamos estos ingredientes en un cachito de aceite en una olla bien grandota.
  3. Echamos el calabacín y el coliflor cortados en pedazos más bien chiquitos, y mezclamos con el puerro rehogado.
  4. En una ollita aparte, ponemos un litro de caldo de verduras que le vamos a ir echando de a poco a las verduras.
  5. Esperamos como media hora (fuego bajo) hasta que las verduras queden bien blanditas y ahí les echamos sal marina y una cucharada generosa de comino. Después incorporamos los porotos y el maíz ya cociditos y el resto del caldo. Mezclamos bien. Agregamos más agua caliente si es necesario.
  6. Finalmente, agregamos “el cerdo”. Echamos el seitán cortado en pedacitos y las albóndigas de tofu. Mezclamos todo, con el fuego siempre bajito, durante unos minutos más para que el seitán y el tofu queden calentitos.

Me fui al carajo, chicos, así sale:

 asisale

Día II. Etapa II: ¡A comer!

Le sacamos mil fotos y lo compartimos en Facebook para que todos nos envidien sanamente, o no. Lo acompañamos con un buen vinito.

acomer


Día II. Etapa III: Lava #flaquitus

Porque siempre hay alguien que se clava.

¡Gracias por compartir! ¡Besitos patrioteros!

Anuncios

4 comentarios en “Día de la patria vegano y otras paradojas

    • Hola Agus! podés hacer una mezcla de harina de arroz (o de maíz) con harina de centeno. Ahora, el centeno tiene un poco de gluten. Si estás segura de que lo único que tenés que evitar es el trigo, usá esa. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s