Pancakes hiperbiónicos

¡Hola a todos!

¡Volvimos, y en forma de fichas! Bueno, no, en forma de fichas no. En forma de fichas solo vuelve gente emblemática como Alf o los Auténticos Decadentes.

Pero sea como sea que volvamos, volvimos con más recetas ricas-ricas para seguir el sendero de la macrobiótica que tantas satisfacciones nos ha dado y nos sigue dando.

Hola. Soy Yalanbiónica y vengo a dejar mi testimonio. Ah, re que siempre quise decir eso.

Bueno, les cuento.

Resulta que estoy medio rechoncha. Podría decirse que me fui a la bosta. A veces pasa. Food is eaten, words are said, boundaries are surpassed (?). Como sea, hace aproximadamente un mes, decidí ponerme las piletas con de todo y empezar a encauzar mi vida. Pero, esta vez, de verdad. Lo juro por el amor de Matthew McConaughey.

Entonces, hice tres cosas:

1- De tantos kilómetros que venía caminando cada fin de semana (se me daba por pasear por la costanera de Villa Carlos Paz… calcúlenle unos 20 km por fin de semana… REAL), me di cuenta que el siguiente paso era empezar a correr. Bueno… “cooorreeeeer”… Trotar. Un poco. Como para poner las cachas y la sangre en movimiento. Como no soy ninguna loquita, por más que mi mirada perdida lo aparente, investigué cuál es la forma correcta como para pasar de ser una couch potato a una señora corredora… o trotadora. Y encontré un HERMOSO plan de 10 semanas que primero te hace caminar más minutos que los que te hace trotar y luego va intercambiando esos minutos de caminada por trotada. Una maravilla. La idea es salir tres veces por semana. Es súper gradual y es recontra abordable. Más vale que es difícil, porque no lo vamos a negar. Correr no es moco ‘e pavo… pero tampoco es la temuer. La primera vez que me tocó correr, apenas puse una pata adelante de la otra con más velocidad de la que venía acostumbrada, tuve un flashback intenso a mi infancia. Debo admitir que sentí alguito que no sentía hacía mil años. Estuvo bueno.

Hoy me encuentro en la semana 4. No es mucho, pero estoy llegando a la mitad del programa. En 5 ciclos de 5 minutos, hoy por hoy camino 1 minuto y corro 4. Nada mal. 20 minutos corriendo es mucho más de lo que me veía haciendo hace cosa de un mes para atrás. Ese minuto de descanso que tengo cada cuatro lo atesoro en mi corazón con mucho amor. Y así estamos…

2- En mi plan por ser una trotadora de acá a un mes y medio más, me puse a buscar blogs inspiradores de personas que hayan empezado a correr en sus treintaydVEINTICINCO años y encontré el blog RE piola de una chica gallega que es mi nueva gurú. Se llama Mariam y soy su fan y no la etiqueto acá porque no quiero asustarla como suelo asustar a la gente que idolatro. Mariam empezó a correr con el mismo plan que estoy haciendo yo y ahora hace kilómetros y kilómetros. Una genia.

Mariam también cocina. Y es fan de los desayunos. Y como buena fan de los desayunos, suele publicar en su cuenta de Instagram fotitos de las comiditas que prepara. Fue gracias a una foto de las suyas que me interesé en adaptar sus recetas de los pancakes para que sean aptas para macrobióticos. Eso es porque Mariam usa muuuuchos huevos en sus pancakes. Tres claras y un huevo entero. Not our thing, folks.

Investigando, investigando, descubrí que la harina de lino es una buena sustituta de los huevos por su propiedad aglutinadora. Así que me fui a mi dietética amiga, me compré una bolsita de harina de lino y me puse a experimentar. Juro que el pancake de la foto que se ve abajo NO LE HACE JUSTICIA a lo ricos que salen. Truly. De verdad. Imagínense ese pancake sobre un plato blanco, muy iluminado, con frutitas de colores alrededor. Ése es mi happy place. Como el happy place de Moss o de Happy Gilmore… Ahí vamos.

Acá les dejo la receta del pancake.

En este caso, lo hice de chocolate, pero bien pueden reemplazar la medida de cacao (amargo) por una medida equivalente de coco rallado, ñammm.

PANCAKE HIPERBIÓNICO (porque pintó)

Ingredientes

1 cucharada sopera de harina de lino

2 cucharadas soperas de harina de arroz (o puede ser 1 de harina de arroz y 1 de avena)

1 cucharada sopera de cacao amargo

Unas gotitas de stevia

Unas gotitas de esencia de vainilla

Agua!

 

Proceso

La cosa es así. Por cada medida de harina de lino, hay poner cuatro medidas de agua. En este caso, al ser una cucharada sopera de harina de lino, incorporamos 4 cucharadas soperas de agua. Mezclamos bien con la batidora. Uiiiiiiiiiiiii. Después incorporamos el resto de los ingredientes. Por cada cucharada de ingrediente en polvo (harina de arroz, cacao, avena), le enchufamos 1 de agua. De esta manera, si en total metimos 4 cucharadas de cosas, ponemos 7 de agua (incluyo las 4 por la harina de lino). ¿Hice mucho lío? Espero que no.

Al mismo tiempo, ponemos un poquito de aceite en la sartencita donde cocinaremos el pancake y la calentamos a hornalla media. una vez que está listo, vertemos el contenido en la sartén y cocinamos lado y lado. Ñammmmm.

Al servirlo en un platito, recomiendo untarle un poquito de dulce de frutilla o un poquito de miel.

En serio que la foto no le hace justicia. Pregúntenle a la Klary si no.

3- En tercer y último lugar, les cuento que saqué la Visa y, si Alan Rickman quiere, voy a ir a conocer EE. UU. en breve. ¡Que Dave Grohl quiera!  (Tengo muchos dioses).

Y ahora tengo que terminar rápido esta publicación porque la Noe está por salir de Curves y la tengo que ir a buscar así vamos a lo del Seba porque el Marito se vuelve mañana a Chile y quiero saludarlo porque el Marito es lo más. Ah, re que les conté mi vida y a nadie le interesa. Y bueno, a veces uno se entera de cosas que no tiene por qué andar sabiendo.

Espero que prueben la receta de los pancakes, porque no tiene desperdicio.

Hace un ratito, me preparé para mañana una especie de crepes con la misma receta pero adaptada para que sean salados, rellenos de choclo y cebollita. Mañana les cuento qué onda, si salieron ricos o qué.

 

Y, si puedo conseguir mejor luz y un plato más amigable, les saco otra foto a los pancakes para que se deleiten visualmente conmigo.

¡Cuentenme en los comentarios si probaron la receta y qué les pareció!

 

Besos a todos.

 

Chechu

 

PD: También me hice fan de Benedict Cumberbatch.

 

Image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s